Overblog
Edit post Seguir este blog Administration + Create my blog
El Circo Continúa

Reflexiones políticas y sociales.

BIARRITZ TIERRA DE EXILIO

BIARRITZ TIERRA DE EXILIO

“Never marry down”, dicen los ingleses. Algo así como “no te cases fuera de tu calle”.

A finales de la primavera de 1937, las tropas nacionales al mando del general Fidel Dávila entraban en Bilbao. Pocos días antes, las familias de los nacionalistas vascos, apiñadas en vapores, zarpaban hacia el exilio. Algunas de esas familias dejaban atrás sus mansiones en Bilbao y Neguri, sus muebles, tapices y valiosas pinturas, sus cuberterías de plata, toneladas de ropa blanca bordada con sus insignes iniciales, sus caballos de polo y sus Hispano-Suiza. Pero sobre todo, dejaban atrás fabulosas fortunas e imperios financieros e industriales. Para esas familias afines al PNV aquel viaje era el inicio de un largo y amargo exilio. Lo que estos exiliados perdían en riquezas y poder, lo ganaban en tiempo infinito para rumiar sus agravios. Todo sea dicho, tampoco es que se dirigieran a un campo de refugiados en Gaza. Muchos acudían a sus mansiones de verano en Biarritz o San Juan de Luz. Una de esas familias era la mía.

La apuesta de aquellos nacionalistas vascos era clara. Pensaban que la República les acabaría entregando el mando del País Vasco. Por fin iban a ser dueños y señores de su tierra. Libertad para los milenarios versolaris y los txistularis, sí, sí, vale. Pero sobre todo control absoluto sobre las minas, los altos hornos, los astilleros, las navieras y los bancos. Y todos esos sueños, se los quitaron los fascistas. A ninguno se le ocurrió pensar que, a lo mejor, nadie les había quitado nada, sino que ellos mismos lo habían perdido.

Y yo siempre me he preguntado: ¿de verdad se creían aquellos prohombres que una república roja vencedora les hubiera entregado su pequeño paraíso? Sigo sin entender lo que pintaba una clase de capitalistas, conservadores, católicos, profundamente clasistas y esnobs, arrejuntándose con una panda de rojos estalinistas. ¿No se daban cuenta que sus aliados en tiempos de guerra se transformarían inexorablemente en sus más acérrimos enemigos, una vez llegada la paz?

 

------------------------------------------------------------------------------------------------------------

 

En 2019, los diputados del PNV votaron a favor de la moción de censura contra el gobierno del PP, facilitando así la llegada al poder de un PSOE radicalizado asociado a los comunistas de Podemos, a los golpistas catalanes y a los defensores de la ETA. Pero eso no importó. Al PNV le pareció que ese enjambre de totalitarios, comunistas, golpistas y terroristas era el que más le convenía para obtener lo que buscaban. Por lo tanto ello justificaba una traición al gobierno constitucionalista de Mariano Rajoy. Justificaba ir en contra de sus propias ideas económicas, políticas y sociales. Igual que en 1936, el PNV pensó que un gobierno comunista iba a ser simpático a su posición. Al año de su traición, el PNV constata que el socio prioritario del gobierno social comunista de España es Bildu. Y ahora se preocupa, porque esta vez, el enemigo lo tiene en casa.

Entonces los jatorras del PNV alzan la voz. Amonestan a los comunistas. Andoni Ortuzar, que parece que sale de un concurso de comedores de cuajadas, exige a Sánchez que dé un puñetazo sobre la mesa y meta en cintura a Iznogood y declare su amor al PNV por encima de Bildu. Y a Sánchez le importa un carajo. Le importa un carajo porque ya ha obtenido lo que quería del PNV, porque en el fondo prefiere a Bildu, y porque a quien necesita es a Podemos y Podemos quiere a Bildu.

Los jatorras del PNV son niños bien, educados, que han ido a colegios de curas. Todos sabemos que cuando a los niños pijos les da por tirarse al barro y frecuentar canallas y macarras, suelen acabar mal. Acaban metiéndose en problemas porque los macarras juegan a otro juego, no tienen nada que perder, odian al pijo y siempre se lo quieren merendar. Una vez más, los seminaristas del PNV se han aventurado en el tugurio de los bajos fondos del comunismo. Una vez más van a salir mal parados.

Como en 1936.

Yo no sé si Andoni Ortuzar tiene casa en Biarritz, pero si la tiene, debería ir llamando al guardés para que fuera encendiendo la calefacción. Es posible que Andoni tenga que pasar allí este invierno. Y unos cuantos más. De paso que también vaya calentando la habitación de su hija Garazi, una chica guapa, influencer, modelo y con suerte, ya que debe haber salido a su madre. A los comunistas no les gustan las chicas guapas, influencers y modelos. Para ellos son parásitos y las ponen a asfaltar carreteras.

 

El circo continúa.

José Luis Vilallonga   

26/11/2020

 

Compartir este post
Repost0
Para estar informado de los últimos artículos, suscríbase:
Comentar este post
F
¡Por favor! Corrija el año (fue en 2018) en:<br /> "... En 2019, los diputados del PNV votaron a favor de la moción de censura contra el gobierno del PP,..."<br /> ¡Muchas gracias!
Responder
J
Totalmente de acuerdo José Luis, al Partido "Nazionalista" Vasco le da igual arre que so, con tal de sacar tajada le importa 3 co....... pactar con Jesucristo o con el Diablo... lo malo es que entre sus votantes hay unos que no se enteran (me atrevería a decir que el 70 %) y el otro 30 % se callan por intereses... hay una frase muy típica del votante medio del PNV cuando se le pregunta por qué vota al PNV... "porque es lo de aquí"... y se quedan tan tranquilos... en fin... el Circo continúa...
Responder
Hola Jaime, encantado e conocer un primo nuevo y hablar con un familiar que no me odie por lo que he escrito. Supongo que eres nieto de Rafael Vilallonga?